¿Puedo comer patata si estoy a dieta? ¿La patata engorda? ¿Realmente es posible incluirla en un régimen o
propuesta alimentaria? Sí, no y… sí, definitivamente, la patata es tu aliada, ya que es un mito que engorde.
Todo depende de cómo la cocinemos. La suerte es que este saludable tubérculo se puede cocinar de
múltiples formas. En la mayoría de ellas, ya sea cocida, hervida al vapor o asada en el horno, la patata es
perfectamente compatible con una dieta sana. Y en este post, te contamos por qué la patata es un alimento
nutritivo, saludable y apto para todo tipo de dietas.

La patata es tu aliada, ¡no la apartes de tu plan healthy!

Como dicen las abuelas: “en esta vida, hay que comer de todo” Y ¿patatas? ¡También! Sin abusar, pero
olvídate del mito de que la patata engorda, porque es eso, un mito. De hecho, es un alimento presente en
todo tipo de propuestas nutricionales sanas. Así que, si te has propuesto para este año quitarte algún kilito,
no truques la báscula, incluye patata en tu dieta. Venga, que te contamos cositas para que veas por qué no
deberías apartarla de tu plan healthy.

Erróneamente, tendemos a asociar los alimentos bajos en calorías con algo sano y los altos en calorías con
algo insano. Eso ocurre, y es uno de los mitos de los que hablábamos al principio, con el aporte calórico de
la patata. Tiene fama de ser un alimento muy calórico, cuando en realidad es de los que menos calorías
aportan (80 por cada 100g). Existen estudios que demuestran que las patatas no engordan, como el
publicado en 2014 por el Journal of the American College of Nutrition. Otro estudio, del The Journal of
Nutrition también determinaba que la patata tiene un enorme potencial para reducir la anemia.

Sabiendo cómo cocinarla, la patata puede contribuir a que pierdas algo de peso. Uno de los mejores modos
de hacerlo es cocidas en agua o hervidas al vapor. Son formas de cocinar la patata sin sumar calorías,
como sí ocurre si las consumimos fritas. Las patatas asadas al horno, siempre que no incluyamos aceite en
el proceso (mejor en crudo al emplatar), también mantienen un aporte calórico bajo.

En definitiva, las patatas, por sí solas, no engordan. Incluso, pueden ayudarnos a adelgazar si las
consumimos en purés, hervidas, cocidas o asadas. Por supuesto y te lo garantizamos, que nuestras patatas
Frusangar son de la mejor calidad. Te invitamos a visitar nuestro magazine para descubrir los múltiples
beneficios que aporta la patata a nuestro organismo. Además, encontrarás mucho más para saber sobre tu
aliada; ya sabes… ¡la patata!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad